Almaraz de Duero Andavías Arcenillas Benigiles Coreses Corrales Entrala Fresno de la Ribera Gema La Hiniesta Molacillos Monfarracinos Montamarta Morales del Vino Moreruela Palacios del Pan El Perdigón Pereruela El Piñero Roales del Pan San Pedro de la Nave Torres del Carrizal Valcabado Venialbo Villaralbo Zamora Página de Inicio
>
Situación de Corrales del Vino en el CIT

Corrales del Vino es una municipio y localidad española de la provincia de Zamora, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Tiene censados 1002 habitantes y se encuentra a 20,7 km de Zamora en dirección Sur. Los pueblos más cercanos son: Casaseca de Campeán, Peleas de Arriba y Santa Clara de Abedillo.

Accesos para llegar a Corrales
Desde la capital se puede llegar por una carretera que sale de la A-66 por la que iremos recorriendo un magnifico paisaje, desde donde veremos los pueblos de Morales de Vino, Cazurra, Peleas de Abajo y Casaseca de Campeán.
Localización
El municipio se encuentra situado en la zona meridional de la provincia de Zamora, en una zona en la que el relieve es suavemente ondulado.
Orígenes e Historia
Su aparición en los documentos medievales es muy tardía, siendo por tanto los restos románicos de su iglesia de Santa María Magdalena los únicos testimonios de la antigüedad de esta localidad. Dichos restos son unos pocos sillares románicos, con marca de cantero, reutilizados en la fábrica moderna, especialmente en la cabecera, y, sobre todo, la pequeña y sencilla puerta de acceso que se encuentra bajo la torre, actualmente cerrada. En cualquier caso, su propio topónimo deja entrever las circunstancias del primer poblamiento. Al parecer surgió como un anejo de Fuentelcarnero, siendo Corrales los "corrales de Fuentelcarnero", localidad que ya existía a inicios del siglo XIII, pues en el año 1223 el rey Alfonso IX de León fecha en Fuentelcarnero dos documentos. El cambio de la ruta que enlazaba Salamanca con Zamora provocó el declive de Fuentelcarnero y el auge de Corrales, que acabó siendo de hecho la capital de la comarca de la Tierra del Vino. La historia de la localidad queda recogida en el Archivo Municipal, situado en los sótanos del Ayuntamiento. En él se conservan reales cédulas y privilegios regios, entre los que destaca la exención de impuestos a los vecinos confirmada por varios reyes. El término municipal contó con el despoblado de El Corralino; y cuenta con los anejos de Fuente el Carnero y Peleas de Arriba. En el término de este último se encontró situado el monasterio de Valparaíso, lugar donde nació Fernando III el Santo, y que tuvo amplias posesiones en el término de Corrales. De la fábrica original del monasterio no queda nada salvo las bodegas, y en el lugar donde se erigió existe un pequeño edificio levantado por el Ejército en honor al Fernando III el Santo. En 1315 se celebró en Corrales una conferencia entre el infante Felipe y los aliados Juan El Tuerto y el infante Don Juan Manuel, en el contexto de tensión que reinaba entre ellos por la tutoría del rey Alfonso XI. En el siglo XIX, la división provincial de 1833 encuadró Corrales en la provincia de Zamora y la Región Leonesa, la cual, como todas las regiones españolas de la época, carecía de competencias administrativas. Un año después Corrales fue adscrita al Partido Judicial de Zamora. Tras la constitución de 1978, Corrales pasó a formar parte en 1983 de la comunidad autónoma de Castilla y León, en tanto municipio adscrito a la provincia de Zamora. En el año 2009, un equipo de excavadores de la Universidad de Salamanca recuperaron en el término municipal los restos paleontológicos de una nueva especie animal, el Duerosuchus, un género extinto de crocodiliano, cuyos restos se datan de mediados del Eoceno (hace unos 40 millones de años).
Puntos de interés
Iglesia parroquial de la Magdalena: consta de tres amplias naves de diferente anchura, que rematan en tres ábsides poligonales de ricas bóvedas de crucería claramente góticas. La puerta meridional está precedida de un gran pórtico. En su interior se encuentra una virgen románica de piedra del siglo XII y dos crucificados del siglo XIV bajo las advocaciones del Cristo del Miserere y del Cristo Corralino, junto con las imágenes procesionales procedentes de la ermita de Nuestra Señora de las Angustias. El retablo mayor es obra del siglo XVIII, que sustituyó a otro anterior que se destruyó en un incendio. Ermita de Nuestra Señora de las Angustias: se sitúa en un precioso paraje alejado del casco urbano, junto al cementerio. Fue construida en el S.XVII. Casa Consistorial: de estilo neoclásico-renacentista. Casas blasonadas: son varios los restos de antiguos Palacios y Casas Señoriales que se encuentran dispersos por la localidad, o edificios neoclásicos del XIX que indican la prosperidad del pasado histórico.
Festividades
Algunas de las principales tradiciones son las fiestas del verano, las fiestas de los quintos, la celebración de la matanza del cerdo o la puesta del mayo por los quintos, además de otras como el ofertorio.